Cómo gestionar tus emociones al emprender

Cómo gestionar tus emociones al emprender

Cuando hablamos de emprendimiento acostumbramos a centrarnos en recursos y procesos y a menudo nos olvidamos de las emociones al emprender. Por ello quiero centrarme en este aspecto que es tan o más importante que los anteriormente mencionados.

En primer lugar, es importante conocer los diferentes estadios por los que vas a atravesar en tu camino de emprendedor/a.

Este camino no es plano. Si ya lo has iniciado sabes que sufre altibajos y no está exento de momentos de subidón y otros de bajar a los infiernos. Y si estás pensando en emprender toma buena nota de esto para que no te sorprenda.

Todos estos momentos están acompañados de emociones que van a afectar directamente a tu forma de actuar, de ahí la importancia de conocerlas y también de reconocerlas cuando las estés sintiendo.

Tener claro el proceso que vas a sentir te hará no perder el foco en tu objetivo que es primordial para conseguirlo.

 

Estas son las emociones al emprender que vas a sentir

Cualquier cambio parte desde la emoción del enfado. Te cansas de lo que tenías y quieres otra cosa. Depende de cuanto hayas aguantado antes de decidirte la intensidad irá desde el mosqueo a la rabia. Puede ser que de entrada esta afirmación que acabo de hacer sobre la primera emoción que sientes te choque, pero si lo analizas tranquilamente verás que es así. Desde el bienestar y la felicidad nunca parte un cambio.

A continuación, estarás de subidón. A tope. Con ilusión y energía suficiente para comerte el mundo. Aquí la emoción que te acompaña es la alegría.

Después, y esta fase es muy, muy importante, aparece el miedo. En este punto muchas personas abandonan. La emoción del miedo te está embargando y aquí puedes caer en un pozo u hoyo que es como normalmente se denomina.

Si sigues adelante la serenidad de saber que estás haciendo lo correcto será lo que sientas. La emoción es el amor. Estarás en paz y con tranquilidad.

Por último, a veces mis clientes se extrañan de sentir tristeza. Esta es la emoción al emprender que es habitual que sientas porque estás soltando lo que hacías anteriormente y la pérdida siempre genera tristeza.

 

 

 

¿Qué te ocurre si no gestionas bien las emociones al emprender?

Cada etapa tiene sus peligros, aunque sientas emociones positivas. Tanto si estás de subidón como de bajón, esto te puede hacer cometer errores importantes en tu emprendimiento.

El sentir enfado y no gestionarlo bien puede ocasionarte que te pongas a emprender sin medir las consecuencias, no tener bien definido tu proyecto o que te embarques con socios que no son tu mejor opción.

Asimismo, en el segundo estadio, en plena euforia puedes sentirte temerario@. Aquí es cuando te vende la moto cualquier desaprensivo y compras aquello que no necesitas.

En la etapa del miedo lo común es abandonar. Piensas que te has equivocado. Puede ser que redefinas y te ilusiones con otra variante de tu proyecto para volver a sentir el subidón de la alegría y entonces vuelves a empezar. O bien, puedes abandonar porque tus saboteadores están todo el día hablándote a la oreja de tus noes. No puedes. O no sabes. No lo conseguirás.

La etapa más tranquila para ti es la de la serenidad. Te inunda el amor. Pero ¡cuidado! es igualmente peligroso pensar que ya sabes porque te está funcionando y no necesitas más.

Por fin la tristeza. No es un indicador de que te estés equivocando, es simplemente una fase que debes sentir y gestionar. Aquí puede ocurrirte que pierdas el ímpetu y bajes el ritmo.

 

¿Qué hacer para tener una buena gestión de tus emociones al emprender?

En la primera fase deberías ser realista. Esto no quiere decir que no te ilusiones y no te tires a la piscina. Simplemente calibra que tenga agua y pon unos buenos cimientos en tu proyecto.

Cuando llegues a la ilusión, la alegría, también tienes que utilizar grandes dosis de realidad. Estás descubriendo un mundo nuevo y es importante que no te dejes encandilar por cantos de sirena. Bueno, bonito y barato no existe y tampoco los milagros de resultados.

Y llegamos al pozo u hoyo. Esta fase tampoco es real al 100%. Seguro que no estás tan mal como crees, sólo que te has puesto las gafas equivocadas y no estás viendo tu realidad. Mi mejor recomendación en esta fase es que te procures una visión externa y profesional. Keep calm y date tiempo para analizar y decidir.

En tu fase del amor mi consejo es que no te creas todo lo bueno que esté sucediendo. Quiero decir que no seas engreid@. Si pierdes el espíritu que te ha hecho llegar a este punto, perderás los resultados. En realidad, el concepto es “no te creas merecedor/a por derecho divino”.

Durante la tristeza, además de sentir que es el momento para ella mi recomendación es también que te dejes acompañar por alguien que crea en ti y en tu proyecto. Vas a necesitar cargar tus pilas y tienes que tener una fuente de alimentación a mano para ello.

Este es el pequeño resumen que he hecho para que conozcas y reconozcas tus emociones al emprender y sepas como te afectan y cómo gestionarlas. Todo tiene su proceso y empezar tu vida de emprendedor/a o empresari@ no es diferente.

Para finalizar quiero hacer una aclaración muy importante respecto al abandonar un proyecto. No quiero que entiendas que tienes que estar perseverando sin obtener resultados. No, no es eso. Hay momentos en los que lo acertado es pegar carpetazo, pero tienes que hacerlo con la mente y no con el corazón y si no sabes gestionar tus emociones, eso no va a ocurrir.

 

Como siempre me gusta recibir tus comentarios y compartirlos con profesionales que han decidido emprender como tú o que están planteándose hacerlo. ¡Feliz emprendimiento y mucha suerte en tu proyecto!

 

 

 

 

 

¿Necesitas acompañamiento o ayuda para que
tu proyecto empresarial triunfe?

 

 

 

Finalmente, si después de leer este post, quieres saber más sobre Mentoría de negocio puedes visitar mi blog para impulsar tu negocio, participar de mi grupo en Facebook para profesionales y también puedes ver mis vídeos en mi canal YouTube. Como verás tienes donde elegir.

 

 

Admin bar avatar
Mi experiencia profesional es como empresaria desde los 21 años y empecé en el mundo del Crecimiento Personal formándome como Coach. Soy Graduate Co­Active Coach Program por The Coaches Training Institute (CTI). Certificada CPCC ­ Certified Professional Co­active Coach The Coaches Training Institute (CTI) y Certificación ACC por International Coach Federation (ICF) Global (2013-2017). He sido formadora de gran impacto en gestión de equipos, desarrollo personal y gestión de cambios como integrante del equipo de formadores externos de Barcelona Activa además de Life Coach independiente. Actualmente desarrollo mi área profesional como mentora de negocios para Crecimiento Personal y/o Bienestar. Puedes visitar mi perfil en LinkedIn https://www.linkedin.com/in/rosa-salvador-mentora-de-negocio/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *